ASTROLOGÍA   RACIONAL
[ Te sugiero uses el móvil en horizontal ]

Criterios personales de Astrología que trascienden la ortodoxia astrológica, yendo más allá de la mera Razón y de consideraciones Emotivas, aunando valores de Acuario-Escorpio-Sagitario en la dialéctica de Piscis.

La imagen que sigue nos ayudará a comprender el por qué de las influencias astrales según desde donde provengan, teniendo en cuenta nuestra posición en la Tierra en el instante concreto que analizamos.


Al no ser esta web una exposición completa de mis criterios astrológicos, sino una amena muestra de algunos interesantes de ellos, contendrá varias imágenes expresivas de su peculiaridad con algunos textos orientativos. Al final de la página tenéis un Link para acceder a la web donde se desarrolla todo en amplitud textual y de imágenes.

Con esta otra imagen se anticipa en dicha web algo respecto de la distribución zodiacal de las "energías zodiacales libres". Más adelante allá se razona:


En el Círculo zodiacal todo está perfectamente complementado, representando los signos contrapuestos (situados a 180º) valores extremos de una misma cualidad esencial. En el siguiente gráfico se muestran algunas de esas correspondencias:


La Cuadratura del Círculo
-distribución circular de los valores zodiacales-
Estamos dados a pensar que todo surge en una relación "lineal", desde un punto inicial y hacia un punto final alejado del comienzo, pasando por un desarrollo central de apogeo o de máxima expresión. Pero nada de esto ocurre en todo cuanto se manifiesta a la Vida física, sino que todo lo hace de una forma "tetra-dimensional", en cuatro polaridades que, complementándose entre sí, hacen posible la permanencia de la manifestación material o física de que se trate. Para representar la falsa opción lineal, tenemos que recurrir a veces a la figura circular, pues sabemos que los extremos vuelven a "coincidir", como ocurre con el espectro cromático de la Luz (colores del arco iris).

El Círculo Zodiacal no puede ser considerado, pues, una correlación lineal, sino cuatro fuerzas que se estructuran de manera complementaria y compensatoria. Cada una de ellas con sus correspondientes Inicio, Apogeo y Declive (signos Cardinal, Fijo y Mutable en terminología astrológica), a modo de una figura piramidal, con sus cuatro caras triangulares.


La imagen anterior muestra lo que comento en el párrafo de más arriba y nos servirá para irnos adentrando en la significación de los diversos Valores o Signos Zodiacales, en los que nada se repite de unos en otros. Observemos en la figura de la derecha que los puntos de "arranque" o entrada de energías en cada cuadrante es en torno a la línea del horizonte, lo extremo de la personalidad, dirigiéndose hacia los "picos" centrales de ésta, donde se transmutan los valores que fueron desarrollándose en los sectores (Signos) precedentes de cada cuadrante o dimensión, de ahí su condición de áreas de "dispersión" o declive (mutable) de aquello ya alcanzado (inicio) y desarrollado en extremo (apogeo). Nada comparable con la tradición de que "tras" un signo mutable se encuentra un signo de inicio, pues sus valores en nada se entrelazan.


Respecto del "camino" circular que llevan los planetas en sus desplazamientos por la Eclíptica, nada condiciona la realidad estructural del Zodiaco, pues una cosa es la configuración de la personalidad o entidad que analizamos, y otra el modo en que van "moviéndose" o interviniendo sus componentes "libres", supeditados al desplazamiento circular o elíptico del espacio-tiempo donde la personalidad se sumerge.
Y sobre el elemento al que pertenece cada Signo, en la web completa se explica lo necesario al respecto.

Con la siguiente imagen muestro la cualidad de las diferentes Casas zodiacales:


Como la materia astrológica es amplísima, sólo dejar en esta amena web un comentario sobre los efectos de la LUNA, que no se tienen en consideración a pesar de su trascendencia, y es lo siguiente.


Fases lunares

Para hablar de la influencia de la Luna a nivel astrológico, debemos referirnos en primer lugar al papel "eclipsador" que juega en las radiaciones de energía que recibimos de los Planetas y del propio Sol. Unos datos a considerar de la Luna es que "es el satélite natural más grande en el Sistema Solar en relación al tamaño de su planeta, un cuarto del diámetro de la Tierra y 1/81 de su masa", también que "la distancia orbital de la Luna, cerca de treinta veces el diámetro de la Tierra, hace que tenga en el cielo el mismo tamaño que el Sol, permitiendo a la Luna cubrir exactamente al Sol en eclipses solares totales", y que "la Luna tarda el mismo tiempo en dar una vuelta sobre sí misma que en torno a la Tierra, razón por la que nos presenta siempre la misma cara". El segundo dato nos habla de hasta qué punto puede eclipsar plena y físicamente hasta al propio Sol.

Con cada ciclo lunar, la Luna nos va protegiendo (cubriendo, eclipsando) de aquello que esté situado al otro lado de la Luna respecto de la Tierra. De esta manera, por muy fuertes que sean algunas influencias exteriores de los elementos del zodiaco (es lo que consideramos en este tratado completo web), cuando la Luna se sitúe por medio, tenemos la posibilidad de vernos mermados por tal influencia y poder dar vida a otra influencia, generalmente la que nos llega del área zodiacal opuesta, que tomará fuerza al debilitarse su oponente.


Puedes complementar más esta información, visitando la web:
Astrología


 

[subir]