REFLEXOLOGÍA   PODAL
[ Te sugiero uses el móvil en horizontal ]

En los Pies tenemos la posibilidad de tratar muy eficazmente cualquier desajuste que exista en algún área o elemento de nuestro Organismo, especialmente en casos agudos o críticos. Es fácil quedar admirados de su inmediata eficacia en muchos casos. Basta estar bien identificado con lo que en el pie encontraremos, y buena disposición de nuestra energía personal.

Para ubicar la Mente en lo que el Pie nos puede mostrar, es importante esta figurilla que sigue, la cual muestra el cuerpo a modo de sentado y contemplado desde un lado del mismo (cualquiera de ellos). Con ella nos iremos identificando con las zonas corporales que debamos ir considerando para lo que deba tratarse o analizarse del Cuerpo.


Lo "anterior" del cuerpo se localizará en la parte "anterior" del pie (zona del empeine). Lo "posterior" del cuerpo en lo "posterior" del pie. Pero habremos de tener en cuenta que al Cuerpo lo reflejarán ambos pies; por tanto, lo correspondiente a una de las dos mitades del cuerpo habrá que "buscarla" en el Pie correspondiente a esa mitad (mitad corporal contemplada desde lo frontal y en su división vertical). Así pues, las áreas torácicas de la derecha corporal estarán reflejadas en el pie derecho; y con esta forma de correspondencia todo lo demás corporal y del pie.

Esta otra imagen muestra lo que podemos analizar en las zonas externas e internas de ambos pies, así como aspectos de las zonas superiores de ambos. La zona refleja de la Columna Vertebral se sitúa justo en el perfil "angular" (entre planta y lado interno) de los pies; es decir, lo que sería casi la zona de confluencia de ambos pies unidos lateralmente por sus costados "angulares" internos:


Teniendo la foto precedente por delante, hay un par de asuntos importantes a considerar (de los que se derivarán otros posteriormente) al margen de la cuestión "reflexológica", y son las siguientes:

1) Entre "cuello" y "columna vertebral" (en la figura "A") se encuentra la prominencia de la articulación del dedo Pulgar que en los casos de "juanete" se presenta considerablemente salido o salidos (en uno o en ambos pies) del perfil externo del pie. Esto ocurre por debilidad de la musculatura de la planta del pie, especialmente en su área interna del talón al dedo pulgar, situación que tiende a agravar el uso de calzado de puntera estrecha y el modo de uso del pie cuando caminamos, cuestión ésta que trataré más adelante.

2) También en la figura "A", la expresión "rectal" (borde trasero sobre el talón) indica la zona del "tendón de Aquiles" (porción tendinosa de los músculos Gemelos) donde podemos ver e incidir sobre el final del Colon. Estimular esa zona estimulará el tramo rectal intestinal. Sabiendo esto podemos comprender cómo "el caminar" suele ser un estímulo para la evacuación intestinal. Pero no bastará "el hecho de caminar" si no ejercitamos bien los pies al caminar, pues para que intervenga eficazmente todo lo relativo a los Gemelos ha de hacerse como muestra la figura siguiente:


TEXTO de la imagen: [En un correcto uso de los pies, se va elevando el talón que queda detrás, para impulsar el cuerpo antes de que el talón del otro pie llegue al suelo. Se logra así la intervención de los Gemelos de las Pantorrillas (posibilita el drenaje linfático de las piernas) y se fortalecen los músculos de la planta (evita los "juanetes" y "pies planos"). Al "impulsarnos" debemos sentir que presionamos el suelo con la zona del pulgar de la "almohadilla".]

Con el simple hecho de levantar convenientemente el talón retrasado, estamos favoreciendo tres cosas ¡importantes!: a) El tendón de Aquiles interviene y fortalecemos el funcionamiento rectal. b) Al intervenir el Gemelo, hacemos posible el modo de drenaje más conveniente de los vasos linfáticos de las piernas, tan necesario para evitar densidades en las venas y la aparición de Varices. c) Fortalecemos los músculos de la planta del pie, responsables de mantener "en su sitio" a los huesos de la articulación del dedo pulgar cuya desviación hacia fuera se conoce como "juanete". d) Y por último, este fortalecimiento de los músculos de la planta hará cambiar la condición de un "pie plano", evitando que la zona ósea propia del Puente quede hundida hacia el suelo.


 

A continuación expongo la topografía de las plantas de los pies que yo utilizo, que contiene notorias diferencias con lo que me llegó de la tradición en uso. Pero antes quiero expresar que la manipulación de los pies en las zonas superiores (contrarios a las plantas) deben ser hechas con más delicadeza, pues son zonas más "duras" con menos margen de presión.

En esta carta topográfica de ambos pies he diseñado con líneas lo que viene a representar sistemas y órganos, para que concibamos mejor cómo los pies representan especificaciones orgánicas internas. No concibamos la topografía como puntos o áreas por separado, pues todo está entrelazado y en las direcciones coherentes existentes en el organismo.


Topografía del Pie, de Angel Baña

Como ya dije en otro momento de este texto, no por ser la práctica de la Reflexología Podal algo aparentemente rudimentario, está carente de eficacia e incluso en los casos de situaciones críticas agudas, pues será en las que con más fuerza y eficacia actúe. En las situaciones crónicas es igualmente eficiente, pero requerida lógicamente de más tiempo de intervención. No obstante, debemos saber que no todas las personas tienen la misma sensibilidad y capacidad de reacción, pues la naturaleza de cada cual y la sutileza o, por el contrario, la rudeza de su organismo, hará presentar situaciones de eficacia muy diferentes.


Si quieres leer más al respecto, visita la web:
Reflexopies


 

[subir]